Diabetes y alteración de la tolerancia a la glucosa

 

Carga mundial: prevalencia y predicciones, 2010 y 2030

En breve
 
  2010 2030
Total world population (billions) 7.0 8.4
Adult population (20-79 years, billions) 4.3 5.6
     
Diabetes and IGT (20-79 years)    
Diabetes    
Global prevalence (%)  6.6 7.8
Comparative prevalence (%)  6.4 7.7
Number of people with diabetes (millions) 285 439
     
IGT    
Global prevalence (%) 7.9 8.4
Comparative prevalence (%) 7.8 8.4
Number of people with IGT (millions) 344 472
 

La diabetes mellitus (DM) es hoy día una de las enfermedades no contagiosas más frecuentes en todo el mundo. Es la cuarta o quinta causa de muerte en la mayoría de los países de ingresos altos y hay pruebas sustanciales de que es una epidemia en muchos países en vías de desarrollo económico y recientemente industrializados. Las complicaciones diabéticas, como la enfermedad coronaria arterial y la vascular periférica, el derrame cerebral, la neuropatía diabética, las amputaciones, la insuficiencia renal y la ceguera generan un aumento de la discapacidad, una disminución de la esperanza de vida y enormes costes sanitarios para prácticamente todas las sociedades. La diabetes es, sin duda alguna, uno de los problemas sanitarios más desafiantes del siglo XXI.

El número de estudios que describen la epidemiología de la diabetes durante los últimos 20 años ha sido extraordinario. Hoy se reconoce que son los países de ingresos medios y bajos (PIMBs) los que afrontan la mayor carga por diabetes. Sin embargo, muchos gobiernos y políticos sanitarios siguen siendo en gran medida inconscientes de la magnitud actual de la epidemia, o, lo que es más importante, del potencial futuro de que aumente la diabetes y sus graves complicaciones en sus propios países.

Un hallazgo consistente de los estudios sobre diabetes basados en la población ha sido que una proporción notable del total de personas con diabetes detectadas no había sido diagnosticada previamente. El descubrimiento de nuevos casos cuando se emprenden análisis de sangre masivos se debe principalmente a la ausencia de síntomas en la diabetes tipo 2 que va asociada a los primeros años, lo cual significa que quienes tienen la afección podrían no ser conscientes de ello y, por lo tanto, no buscar atención médica para tratarla.

Además de la diabetes, la afección de alteración de la tolerancia a la glucosa también constituye un importante problema de salud pública, tanto por su asociación con la incidencia de diabetes como por su propia asociación con un aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular.

En esta edición del Diabetes Atlas de la FID, se ha calculado la prevalencia de diabetes mellitus y ATG en cada país para los años 2010 y 2030. Se presentan datos de 216 países y territorios, que se han ubicado dentro de una de las siete regiones de la FID: África (AFR), Europa (EUR), Oriente Medio y África del Norte (MENA), América del Norte y Caribe (NAC), América Central y del Sur (SACA), Sudeste Asiático (SEA) Pacífico Occidental (WP).

Los datos relativos a los adultos que se presentan se refieren a la diabetes tipo 1 y 2 combinadas así como a la ATG. Tan sólo se tiene en cuenta a los adultos de entre 20 y 79 años porque la mayoría del total de personas con diabetes y ATG son adultos. Los cálculos de diabetes tipo 1 en niños y adolescentes se presentan en la sección “Diabetes en jóvenes”.

Dos grupos de cálculos de prevalencia se ofrecen en este artículo: la prevalencia nacional, regional o mundial (prevalencia cruda) y la prevalencia comparativa. La prevalencia nacional, regional o mundial indica el porcentaje de una población concreta que tiene diabetes. Es apropiada a la hora de tratar la carga de diabetes en cada país o región. La prevalencia comparativa se utiliza para realizar comparaciones entre países o regiones. Se ha calculado asumiendo que cada país o región tiene el mismo perfil de edad (se ha utilizado el perfil de edad de la población mundial). Esto reduce el efecto de las diferencias de edad entre países o regiones y hace que esta cifra sea más apropiada para realizar comparaciones.

Los datos que aquí se presentan deberían interpretarse con cautela como indicadores generales de frecuencia de diabetes, y será necesario revisar los cálculos según se vaya disponiendo de nueva y mejor información epidemiológica. La comparación de la prevalencia por países, por regiones o incluso a nivel mundial, entre un informe y otro debería realizarse con extrema cautela. Los grandes cambios de prevalencia o del número de personas con diabetes entre una edición del Diabetes Atlas de la FID y el siguiente suelen deberse al uso de un estudio más reciente y no a un cambio en el perfil de la diabetes dentro de dicho país. Entre las fuentes de datos para esta edición se incluyen 34 estudios nuevos. Por lo tanto, la inclusión de investigaciones recientes y más fiables nos acerca a los índices reales de diabetes, pero estas limitaciones deben siempre tenerse en cuenta. El propósito fundamental de informes como éstos es estimular la acción en forma de programas de prevención y control, así como promover que se continúe investigando.

El documento base, “Diabetes y alteración de la tolerancia a la glucosa y cálculos país por país”, en el cual se basa este resumen, está disponible en la sección de descargas.