LOS RECURCOS PARA LA ACCIÓN