Cálculo de cifras

La realización de cálculos mundiales sobre la carga de diabetes y alteración de la tolerancia a la glucosa (ATG) depende enormemente de la disponibilidad de datos procedentes de estudios y encuestas llevados a cabo en comunidades de todo el mundo. Estos datos crudos proporcionan la base para los cálculos de los modelos a escala nacional y mundial. 

Revisión de las fuentes

Los datos utilizados en esta edición del Diabetes Atlas de la FID proceden de distintas fuentes, como la literatura revisada por iguales, encuestas sobre salud nacionales y regionales, comunicación personal aportada por investigadores de la red de la FID e informes oficiales de organizaciones multinacionales, como las Naciones Unidas o los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EEUU. Se revisaron un total de 565 fuentes de datos para los cálculos de diabetes en adultos y ATG, de las cuales se incluyeron 170 fuentes, procedentes de 110 países. Se seleccionaron otras 88 fuentes para los cálculos de diabetes en jóvenes. 

Map 2.9: All data sources reviewed with information on diabetes or IGT in adults

De las fuentes a los cálculos

Tras el proceso de selección, la información recopilada a partir de las fuentes de datos se transforma a un formato estándar utilizando software de estadística para cualquier vacío por género y edad. Los cálculos para la diabetes en adultos tienen en cuenta el porcentaje de personas que vive en áreas urbanas y también corrige en base al número de casos estimados no diagnosticados. Los resultados de prevalencia (%) e incidencia se utilizan después para determinar el número de personas con diabetes, utilizando los últimos datos sobre población disponibles, procedentes de la División de Población de la ONU para cada país y territorio. El mismo método se utiliza para generar cálculos para 2011 y 2030. Las proyecciones tienen en cuenta los cambios de la estructura de población y la urbanización, pero no incluyen explícitamente cambios en la prevalencia de factores de riesgo de diabetes. 

Para obtener cálculos comparativos, los índices de prevalencia de diabetes se ajustan en todo el Atlas al estándar actual de la OMS, derivado de la población, utilizando cálculos de la División de Población de la ONU 1998, de modo que sean consistentes con las publicaciones más recientes del proyecto sobre carga de enfermedades. 

Cálculos comparativos también son presentados utilizando los cálculos más recientes de la División de Población de la ONU del 2011 (ver Apéndice). Estos cálculos de la población son utilizados también para modelar los cálculos nacionales, incluyendo el número de personas con diabetes para el 2011.

Para calcular la mortalidad por diabetes, se utilizan dos conjuntos de datos. El primero son los cálculos de la Organización Mundial de la Salud del número total de muertes en cada país. El segundo son los cálculos regionales publicados del riesgo relativo que tiene una persona con diabetes de morir en comparación con quienes no tienen la afección. Este riesgo se aplica después a los cálculos de mortalidad, teniendo en cuenta los resultados de prevalencia de diabetes.

Finalmente, se utilizan datos sobre mortalidad y prevalencia para calcular los gastos sanitarios ocasionados por la diabetes. Se obtienen los gastos sanitarios totales para cada país a partir de datos públicamente disponibles. Estas cifras se utilizan después junto con información sobre el índice de gastos por persona con diabetes en comparación con quienes no la tienen, ajustando en base al número de personas con diabetes en un país y ajustando en base al aumento de costes por mortalidad.

Map 2.10: All data sources selected for diabetes estimates in adults

Cantidad y calidad de los datos

Una serie de países no tiene información disponible sobre diabetes. Cuando no hay datos disponibles para un país en concreto, se utiliza la información de otros países ajustada por origen étnico, nivel de ingresos y geografía.

La falta de datos fiables es un problema, especialmente en países de ingresos medios y bajos, pero incluso algunos países de ingresos altos no tienen datos recientes. Además, la fiabilidad de los cálculos sobre mortalidad y los informes sobre gastos sanitarios dependen de la disponibilidad de datos de calidad.

Los obstáculos que dificultan la localización de datos utilizables no sólo van vinculados a la calidad de las fuentes, sino al modo en el que se presentan dichos datos dentro de las fuentes de datos. Por ejemplo, los datos se podrían presentar por separado por grupo de edad y género, pero lo ideal es que los datos se presentasen por grupo de edad dentro de cada género.

Todos los cálculos presentados en el Diabetes Atlas de la FID dependen de la calidad de los datos en los que se basan. Se ha hecho un esfuerzo por entrar en contacto con los investigadores y validar las cifras siempre que ha sido necesario. Sin embargo, los datos y la vigilancia de enfermedades como la diabetes deben ser representativos y mejorarse con regularidad a fin de garantizar la fiabilidad y la solidez de los cálculos derivados. Todos los métodos y fuentes de datos se describen en detalle en los documentos adjuntos publicados en la revista Diabetes Research and Clinical Practice.

Map 2.11: All data sources selected for diabetes estimates in the young

Map 2.13: Nationally representative data sources selected for diabetes estimates in adults

Map 2.14: Data sources for diabetes estimates in adults by year conducted