Diabetes no diagnosticada

La FID calcula que en el mundo hay nada menos que 183 millones de personas, o la mitad de las personas que tienen diabetes, que no son conscientes de tener la afección. La mayoría de ellas tiene diabetes tipo 2. Cuanto antes se diagnostique a una persona y se inicie el control diabético, mayores las oportunidades de prevenir complicaciones dañinas y costosas. Por lo tanto, la urgencia de la necesidad de diagnosticar y suministrar atención apropiada a las personas con diabetes es muy alta. 

Map 2.4: Prevalence*(%) of undiagnosed diabetes (20-79 years), 2011

Desigualdad por regiones

Ningún país ha diagnosticado a todas las personas con diabetes. En el África Subsahariana, en donde a menudo faltan recursos y los gobiernos podrían no dar prioridad a los rastreos para la detección de diabetes, la proporción de personas con diabetes sin diagnosticar puede llegar al 90% en algunos países. 1  Incluso en países de ingresos altos, alrededor de un tercio de las personas con diabetes no ha sido diagnosticado. Las regiones del Sudeste Asiático (36,2 millones) y del Pacífico Occidental (73,5 millones) suman el 60% del total de personas con diabetes no diagnosticada. En el mundo, el 85% del total de personas que siguen sin diagnosticar vive en países de ingresos medios y bajos. 

 

 

 

Table 2.3: Undiagnosed diabetes (20-79 years) by region and income group, 2011

Complicaciones

Una persona con diabetes puede vivir varios años sin mostrar ningún síntoma, tiempo durante el cual la hiperglucemia va dañando en silencio al organismo y podrían estarse desarrollando complicaciones diabéticas. Las complicaciones asociadas a la diabetes también son tan variadas que, incluso cuando existen síntomas, podría no pensarse que la diabetes es la causa, a menos que se lleven a cabo las pruebas exactas y apropiadas. Quienes no hayan sido diagnosticados no tomarán medidas para controlar sus niveles de glucemia ni su estilo de vida. Los estudios han revelado que muchas personas con diabetes no diagnosticada ya tienen complicaciones, como enfermedad renal crónica e insuficiencia cardíaca, retinopatía y neuropatía.. 2   3   4 

Costes

Los costes asociados a la diabetes son el aumento del uso de los servicios sanitarios, la pérdida de productividad y la discapacidad, que puede ser una carga considerable para el individuo, las familias y la sociedad. Cuando las personas tienen diabetes sin diagnosticar, las oportunidades y los beneficios potenciales del diagnóstico y el tratamiento precoces se pierden. Además, los costes relacionados con la diabetes no diagnosticada son considerables. Un estudio procedente de los EEUU reveló que la diabetes no diagnosticada era responsable de 18.000 millones de USD en costes sanitarios en un año. 5 

Identificación de las personas con diabetes

La identificación oportunista de las personas con factores de riesgo de diabetes tipo 2 no diagnosticada es viable y económicamente eficaz. Se han desarrollado puntuaciones de riesgo y pruebas en las que se marca una casilla y que enumeran los factores de riesgo de diabetes no diagnosticada en muchos países, basándose en encuestas epidemiológicas entre las poblaciones locales, y son fáciles de conseguir. Aunque la diabetes no diagnosticada es un problema importante, los rastreos de toda la población para la detección de casos no son lo más apropiado. Los países deben desarrollar, en primer lugar, unos sistemas sanitarios que puedan cubrir las necesidades de las personas que viven con diabetes. Se debería dar prioridad a la oferta de atención y tratamientos de calidad a las personas con diabetes ya identificadas y se debería pensar en realizar rastreos dirigidos a personas de alto riesgo de diabetes no diagnosticada una vez que se haya organizado un sistema de trabajo para suministrar prestaciones. 

Cálculo de casos de diabetes no diagnosticada

Los estudios de población aportan una base para el cálculo de casos de diabetes no diagnosticada. Se realizan pruebas a una muestra de personas que viva en un área en concreto, que identificará tanto los casos conocidos como los no diagnosticados previamente. El Diabetes Atlas de la FID calcula el número de casos de diabetes no diagnosticada mediante estudios de población representativos que registran la proporción de casos sin diagnosticar. Los hallazgos procedentes de dichos estudios se combinan después según regiones y nivel de renta para generar un cálculo que más tarde se aplica a los cálculos de prevalencia de diabetes. Encontrará todos los detalles sobre los métodos y los resultados en el trabajo publicado en www.idf.org/diabetesatlas/papers

1: Evaristo-Neto AD, Foss-Freitas MC, Foss MC. Prevalence of diabetes mellitus and impaired glucose tolerance in a rural community of Angola. Diabetol Metab Syndr 2010; 2: 63.

2: Plantinga LC, Crews DC, Coresh J, et al. Prevalence of chronic kidney disease in US adults with undiagnosed diabetes or prediabetes. Clin J Am Soc Nephrol 2010; 5 (4): 673-682.

3: Flores-Le Roux JA, Comin J, Pedro-Botet J, et al. Seven-year mortality in heart failure patients with undiagnosed diabetes: an observational study. Cardiovasc Diabetol 2011; 10: 39.

4: Spijkerman AMW, Dekker JM, Nijpels G, et al. Microvascular complications at time of diagnosis of type 2 diabetes are similar among diabetic patients detected by targeted screening and patients newly diagnosed in general practice: the hoorn screening study. Diabetes Care 2003; 26 (9): 2604-2608.

5: Agency for Healthcare Research and Quality. Treating Americans With Diabetes Cost Hospitals $83 Billion 2010. http://www.ahrq.gov/news/nn/nn081310.htm. [Accessed 2011-08-23]