Resumen

Esta sexta edición del Atlas de la Diabetes de la FID fija una vez más las pautas de las pruebas sobre la epidemiología mundial de la diabetes. Las nuevas estimaciones se basan en lo establecido por las ediciones anteriores, y confirman el rápido crecimiento de la diabetes en los últimos años. Se estima que existen 382 millones de personas que tienen diabetes, lo cual es una cantidad pasmosa, y observamos que se producen unos incrementos dramáticos en países de todo el mundo. La abrumadora carga de la enfermedad sigue siendo asumida por los países de ingresos medios y bajos, donde viven cuatro de cada cinco personas con diabetes. Las personas desfavorecidas social y económicamente de todos los países acarrean la mayor carga de la diabetes y con frecuencia son las más afectadas económicamente.

Las nuevas estimaciones muestran una tendencia creciente de diabetes en personas cada vez más jóvenes, una tendencia que es muy preocupante para las futuras generaciones. De seguir los patrones demográficos actuales, más de 592 millones de personas estarán afectadas de diabetes en una generación. Esta cifra sólo tiene en cuenta los cambios en la población y los patrones de urbanización, y es casi seguro que se quedará corta. Las estimaciones de la diabetes tipo 1 en los jóvenes también muestran aumentos inexplicables y rápidos en varias regiones, junto con el aumento de la diabetes tipo 2 en poblaciones de más edad.

La carga de la diabetes no sólo se refleja en el creciente número de personas con diabetes, sino también en el creciente número de muertes prematuras debidas a la diabetes. En 2013, aproximadamente la mitad de todas las muertes debidas a la diabetes en adultos fue en personas menores de 60 años, y en las regiones menos desarrolladas como África Subsahariana esa proporción llegó al 75%. A medida que aumenta la esperanza de vida, mientras que la carga de las enfermedades infecciosas disminuye y el desarrollo impulsa cambios rápidos en los estilos de vida, las regiones en vías de desarrollo sufrirán los mayores cambios en la carga de la diabetes.

Por primera vez, el Atlas de la Diabetes de la FID ha ofrecido estimaciones de altos niveles de glucosa en el embarazo. Esta grave condición no denunciada está afectando a muchas mujeres y niños (se estima que 21,4 millones de nacidos vivos en 2013). La diabetes no sólo plantea una grave amenaza para la salud de la madre y su hijo, sino que además las pruebas muestran que los altos niveles de glucosa en sangre durante el embarazo pueden conducir a un mayor riesgo de diabetes tipo 2 más tarde en la vida del niño, lo que contribuye a aumentar una epidemia ya devastadora.

Para elaborar las estimaciones de esta edición del Atlas de la Diabetes de la FID se han utilizado más estudios de alta calidad que nunca. Sin embargo, se necesitan todavía más estudios para describir la carga de la diabetes con el fin de mejorar la precisión de las estimaciones y contribuir a demostrar que es fundamental impulsar una potente defensa de las personas con diabetes.

Profesor Nam Han Cho

Presidente, Comité del Atlas de la Diabetes de la FID, 6ª edición