Algo más que una terapia: cuando pacientes y proveedores sanitarios comparten protagonismo

La atención sanitaria se basa en unos conocimientos sólidos  en el campo de la biomedicina, sostenidos por una medicina de base científica. Hay otra dimensión fundamental: la relación entre proveedor sanitario y paciente. Balint estudió el desajuste existente entre la identidad profesional de los médicos y la realidad de los pacientes: un océano de mensajes no hablados separa sus mundos. La otra dimensión es la de la educación terapéutica, cuyo objetivo es ayudar a las personas a aumentar su autonomía. En estos tres aspectos de la atención sanitaria, la relación entre paciente y médico nunca está igualada. Los proveedores sanitarios, hagan lo que hagan, siguen siendo los “expertos” que dejan aisladas a las personas a quienes cuidan. Esta situación nos ha obligado a examinar otros sectores en los que los proveedores sanitarios y los pacientes podrían convertirse en colaboradores iguales. Aquí entramos en una  nueva dimensión, la de la expresión artística. En este terreno  (literatura, teatro, música, danza y pintura) los proveedores sanitarios y sus pacientes son básicamente iguales.


Keywords: 
arte