Desarrollar un marco mundial para combatir las enfermedades no contagiosas

La enfermedad cardiaca, los derrames cerebrales, la diabetes y el cáncer se encuentran hoy día entre las principales causas de muerte y discapacidad en todo el mundo. Algunas de las causas de estas enfermedades son factores de riesgo modificables relacionados con el estilo de vida, como el tabaquismo, la mala alimentación o la falta de actividad física, así como otros no modificables, como la edad o los factores genéticos. Debido al crecimiento de la población y al éxito relativo de los esfuerzos por reducir las enfermedades contagiosas, el número de personas con enfermedades no contagiosas seguirá creciendo en el futuro. Sin embargo, hay posibilidades estimulantes de fomentar el envejecimiento sano posponiendo la muerte y la enfermedad causadas por enfermedades no contagiosas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido como objetivo mundial el reducir las muertes por enfermedades no contagiosas en un 2% más durante el período de 2005 a 2015, evitando así 36 millones de fallecimientos. Roger Magnusson comenta el marco mundial actual para las enfermedades no contagiosas y se plantea cómo se podría reforzar.
Keywords: