Equilibrio y transparencia, por favor!