Homocisteína y complicaciones cardiovasculares de la diabetes

Las personas con diabetes son propensas a sufrir enfermedades cardiovasculares (ECV). Entre las personas con diabetes tipo 2, el índice de muertes relacionadas con el corazón es entre dos y cuatro veces el de las personas sin diabetes. Un prestigioso estudio realizado en Finlandia ha demostrado que las personas con diabetes tipo 2 que no habían sufrido previamente un infarto de miocardio tenían el mismo índice de infartos que las personas sin diabetes que ya habían sufrido un evento de miocardio de este tipo.1 Se sabe que los factores de riesgo tradicionales de acumulación de placas ricas en colesterol en las arterias (aterosclerosis), como la hipertensión, la obesidad, el tabaquismo y los altos niveles de grasa en sangre (dislipidemia) aumentan el riesgo cardiovascular en personas con diabetes. Sin embargo, otros factores también podrían influir. En este artículo, Coen van Guldener y Coen Stehouwer nos informan sobre el aumento de los niveles en sangre de una pequeña molécula denominada homocisteína (hiperhomocisteinemia), un factor de riesgo vascular relativamente nuevo.
Attachment: 
Keywords: 
ECV, enfermedades cardiovasculares, factores de riesgo, homocisteína, enfermedades vasculares