Las familias de ingresos bajos sufren carencias en los EE.UU.

La creciente crisis de la diabetes en los Estados Unidos es un hecho bien documentado. Sin embargo, las familias afectadas por la diabetes a menudo son abandonadas a la intemperie. Muchas se ven obligadas a escarbar en sus propios bolsillos porque, en muchos casos, incluso si pueden acceder a un seguro, la insulina, las jeringas y los equipos para el análisis de glucosa en sangre así como servicios médicos tales como educación de pacientes externos, tan esenciales para la atención a la diabetes, no están cubiertos.
Attachment: 
Keywords: 
Estados Unidos, seguros