Mano de obra bien preparada para poder afrontar el desafío de las afecciones crónicas

Las afecciones crónicas están en aumento. El número de personas afectadas por afecciones crónicas no contagiosas, como la diabetes y la enfermedad cardíaca, está creciendo en todo el mundo. En su conjunto, las afecciones crónicas han causado 35 millones de muertes (el 60% del total) en 2005. Esta cifra duplica el número del total de muertes por enfermedad infecciosa, mala salud materna y malnutrición. Además de causar unos altos índices de mortalidad, las afecciones crónicas provocan casi la mitad de casos de discapacidad del mundo. Desgraciadamente, los países más afectados por este problema de salud pública son aquéllos con menos recursos. Sheri Pruitt y JoAnne Epping-Jordan describen el cambio de paradigmas necesario para equipar a los trabajadores sanitarios de todo el mundo a fin de que puedan afrontar el aumento espectacular de casos de afección crónica, y hacen una llamada a una reforma educativa que acorte distancias entre lo que sabemos y lo que hacemos respecto a la atención de las personas con afecciones crónicas.
Keywords: