Nuevos y caros medicamentos: ¿Buenos, o no tan buenos?

En todo el mundo los servicios sanitarios se enfrentan a un aumento de la presión provocada por el envejecimiento de la población, que genera altos costes por enfermedad y por las nuevas y caras maneras de controlarla. Muchos medicamentos nuevos y otros avances técnicos sanitarios cuestan bastante más que aquéllos a los que sustituyen, pero podrían tener unas ventajas proporcionalmente pequeñas. Como resultado, los individuos, las compañías de seguros, las organizaciones sanitarias y los servicios sanitarios nacionales se ven forzados a tomar decisiones sobre qué terapias nuevas pueden permitirse según para quién. La experiencia del Instituto Nacional del R.U. para la Excelencia Clínica (National Institute of Clinical Excellence, NICE) ilustra algunas de las consecuencias de tomar dichas decisiones.
Author: 
Attachment: 
Keywords: 
medicamentos, Inglaterra, National Institute of Clinical Excellence, NICE