Tan sólo un nombre?