El Atlas de la Diabetes de la FID pone en relieve una alta carga de hiperglucemia en el embarazo

La hiperglucemia es uno de los trastornos metabólicos más prevalentes que tienen lugar durante el embarazo. Puede ser el resultado ya sea de una diabetes existente en una mujer embarazada o del desarrollo de resistencia a la insulina e hiperglucemia durante la gestación.

Por primera vez, la Federación Internacional de Diabetes (FID) ha realizado cálculos sobre hiperglucemia en el embarazo en su 6ª edición del Atlas de la Diabetes de la FID. En 2013, 21,4 millones (16,9%) de entre 127,1 millones de nacimientos de bebés vivos, de madres con edades comprendidas entre los 20 y los 49 años, se vieron afectados por hiperglucemia durante el embarazo. Aproximadamente el 16% de estos 21,4 millones de casos podrían venir causados por diabetes en el embarazo (que incluye los casos de esta afección no diagnosticados previamente y detectados durante la gestación y los nacimientos de bebés vivos de mujeres con diabetes conocida). Estas estadísticas reflejan la creciente influencia de la epidemia de diabetes tipo 2 sobre el embarazo.

Un impactante 91,6% de los casos de hiperglucemia en el embarazo se registraron en países de ingresos medios y bajos, en donde el acceso a la atención materna suele ser limitada. Las consecuencias de una hiperglucemia en el embarazo no controlada pueden ser graves e incluyen el aumento del riesgo de cesárea, la obstrucción durante el parto y la preeclampsia, que puede resultar especialmente grave en entornos de bajos recursos. La educación para las mujeres y los profesionales sanitarios, así como la asignación de recursos dirigidos al control, son fundamentales para vencer el desafío de esta importante carga para la salud maternoinfantil en la actualidad.

Encontrará más información en www.idf.org/diabetesatlas