Una mirada común para conservar la vista

Sir Michael Hirst, Presidente de la FID (2013-2015):

La retinopatía diabética (RD) se convertirá en la principal causa de ceguera en todo el mundo en los próximos 20 años. Para 2035, se calcula que 177 millones de personas o, lo que es lo mismo, un tercio del total de la población diabética, correrá riesgo de RD.

Estas preocupantes estadísticas se barajan con mucha frecuencia. ¿Cuántas veces hemos oído hablar sobre la grave y, a menudo, trágica conexión entre diabetes y ceguera? Los mensajes son sorprendentes, pero a menudo se olvida la realidad. Al igual que sucede con otras complicaciones diabéticas complejas de detectar, la RD puede ser difícil de reconocer hasta que ya es demasiado tarde.

Resulta sorprendente que un caso de visión borrosa suela ser el primer paso antes de que a una persona le lleguen a diagnosticar diabetes. Cuando un individuo finalmente ve a un médico, la visión borrosa se traduce en un doble diagnóstico de diabetes y enfermedad visual. Estas circunstancias revelan cuánto tiempo puede una persona vivir con una diabetes sin diagnosticar (a menudo más de una década) y sin saberlo. También valida la necesidad en todo el mundo de una mayor concienciación sobre la diabetes y la RD.

La carga mundial de diabetes y RD también nos trae a la memoria otro asunto importante. Los hallazgos procedentes de la encuesta mundial Time2DoMore, a punto de salir a la luz, destacan la "inercia clínica" entre las personas con diabetes tipo 2 y los médicos que las tratan. La encuesta calcula que el 42 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 no alcanza sus objetivos de glucosa, lo que las coloca bajo un alto riesgo de complicaciones, incluida la ceguera. El Dr. David Strain, presidente del comité de dirección de Time2DoMore, nos cuenta que "cuando a una persona le diagnostican diabetes por primera vez, la considera una 'afección leve'. Nuestros datos sugieren que la mayoría de personas con diabetes considera las complicaciones como algo que podría darse en el futuro y, por lo tanto, no es algo de lo que se tenga que preocupar durante los primeros años".

Uno de los principios clave de la Federación Internacional de Diabetes (FID) será trabajar a favor de una mejor colaboración entre profesionales sanitarios y personas con diabetes, pero esto no es todo. Se necesita una mayor cooperación a nivel local, nacional y mundial entre diseñadores de políticas, proveedores de servicios, el sector privado y las comunidades, a fin de reducir el impacto de la RD.
Por esta misma razón, la Fundación Fred Hollows y la FID han acordado una colaboración de diez años a finales de 2013. La alianza de la FID con la Fundación es la iniciativa más destacable que jamás ha llevado a cabo la dirección de la FID con el objetivo de ayudar a "conservar la vista" a millones de personas con diabetes.

La Fundación Fred Hollows trabaja por todo Asia, África y el Pacífico, así como con comunidades indígenas de Australia. Un sello del enfoque de la Fundación es trabajar en estrecha colaboración con socios como la FID en programas para la ceguera y la prevención, especialmente en regiones pobres y aisladas. Nuestra alianza ofrecerá la oportunidad de aumentar la concienciación sobre las enfermedades oculares como prioridad sanitaria.

Brian Doolan, CEO de la Fundación Fred Hollows, cree que la combinación de esfuerzos de la FID y la Fundación aumentará la capacidad para influir sobre el cambio. El enfoque de esta colaboración mundial será la promoción y la defensa pública, la formación de mano de obra, la investigación, el desarrollo de programas y tecnología, así como la educación y la concienciación de la comunidad. A lo largo de los próximos diez años, la FID y Hollows:

  • Integrarán la RD como prioridad sanitaria y defenderán un aumento de los recursos, la investigación y las guías mundiales para la prevención y la cura de la RD.
  • Colaborarán y desplegarán programas de diabetes y salud visual en varios países en desarrollo.
  • Promoverán inversiones en tecnología innovadora y económicamente eficaz para servicios de rastreo y tratamiento de la RD a fin de desarrollar la capacidad y ampliar el alcance del servicio de programas y servicios.
  • Contribuirán a la formación de una mano de obra preparada y capaz de prestar una atención de buena calidad en todos los aspectos del rastreo, el tratamiento y el control de la afección.

Para terminar, me gustaría indicar que este segundo número de 2014 de Diabetes Voice está dedicado al programa BRIDGES de la FID. Como un pequeño paso al frente, y a fin de capacitar a todas las personas que viven con diabetes y enfermedad visual, este número se ha formateado especialmente para las personas con trastornos visuales. La FID seguirá con esta práctica de ahora en adelante. La diferencia podría parecer pequeña, pero el nuevo formato tendrá mucho sentido para las personas que viven con diabetes y tienen problemas de vista.
Espero que se una a nosotros en la defensa del derecho de todas las personas con diabetes a ver el futuro.


Attachment: 
Section: