Construir puentes para la prevención de la diabetes y el tratamiento

Linda Siminerio, Diabetes Voice redactora jefe invitada:

He tenido la oportunidad de ser testigo de los avances en diabetes a lo largo del curso de 50 años. Cuando miro hacia atrás y hacia delante, este proceso me cuenta una historia de promesas.

En los años 60, recuerdo haber visto a mi padre luchando con los duros tratamientos y herramientas que había disponibles para las personas con diabetes en aquel momento. Le recetaron una dieta estricta, análisis de orina y una dosis de insulina que se administraba mediante una jeringa de cristal con una aguja muy larga. No había análisis para controlarse. Todas estas decisiones terapéuticas se basaban en suposiciones. A pesar de sus mejores esfuerzos, su diabetes le llevó a una serie de complicaciones y a un final trágico.

Pasaron los años por la comunidad diabética sin grandes avances. Nuevos medicamentos, productos de insulina y mejores herramientas de administración fueron apareciendo en los años 70 y hubo un suspiro de alivio en la comunidad diabética. Sin embargo, las personas con diabetes seguían sin tener un modo de saber cuándo su nivel de glucosa era alto o bajo. Como resultado, las personas seguían sufriendo las graves complicaciones de esta enfermedad.

Finalmente, aparecieron los métodos para monitorizarse la glucemia en los años 80. Las herramientas para realizar análisis de glucemia y de hemoglobina HbA1c ofrecieron la información necesaria a las personas con diabetes y a los proveedores sanitarios. La comunidad diabética volvió a lanzar un suspiro de alivio. Si había modo de monitorizar la glucosa, por supuesto que las complicaciones se podrían prevenir.

Cuando la monitorización estuvo disponible, científicos y gobiernos de todo el mundo en los años 80 y 90 finalmente pudieron invertir tiempo y fondos para encontrar respuestas a preguntas pendientes: El control glucémico, ¿realmente previene las complicaciones diabéticas? Si las personas están bajo riesgo, ¿podemos evitar que desarrollen diabetes? A partir de los principales estudios, aprendimos que un buen control glucémico podía evitar el desarrollo de complicaciones en personas con diabetes tipo 1. En el caso de las personas bajo riesgo, varios estudios grandes demostraron que las intervenciones sobre el estilo de vida ayudan a reducir las probabilidades de desarrollar diabetes. La comunidad diabética volvió a suspirar de alivio una vez más, hasta que se dio cuenta de que estos importantes hallazgos científicos estaban descansando en las estanterías de las universidades.

Y, para el alivio de todos... investigadores, responsables de la toma de decisiones sanitarias y agencias de financiación se dieron cuenta de que había más trabajo por hacer en este viaje de la diabetes. Se construyeron puentes para traducir estos importantes hallazgos desde el mundo de la investigación hacia las comunidades en las que las personas, tanto las que tienen diabetes como las que corren el riesgo de desarrollarla, viven.

En este número de Diabetes Voice, podrá echarle una ojeada al mundo de la investigación traslacional. Gracias a una subvención educativa de Lilly Diabetes, se desarrolla BRIDGES (Bringing Research in Diabetes to Global Environments and Systems, o "Llevar la investigación en diabetes a entornos y sistemas de todo el mundo") un programa de la Federación Internacional de Diabetes (FID) dedicado a los proyectos de investigación traslacional. BRIDGES lleva las lecciones aprendidas mediante la investigación a las comunidades. En este número, encontrará más información acerca de algunos proyectos en los que trabajan en la actualidad investigadores de todo el mundo en el mundo real como parte de la lucha por prevenir y tratar la diabetes.

En Túnez, se está probando una intervención sobre el estilo de vida en niños en edad escolar. Los líderes del proyecto de Pakistán están colaborando con expertos en prevención de Finlandia. Se está adaptando el eficaz programa de Prevención Finlandesa de la Diabetes mediante una intervención adaptada culturalmente sobre el estilo de vida para la prevención de la diabetes tipo 2 en Pakistán.

En la búsqueda de un modo de ofrecer una mejor atención y educación a las personas en sus respectivos países, se están desarrollando y probando modelos de atención, educación, así como programas de iguales en Austria, Brasil, islas del Caribe, China y Dinamarca.

Otros proyectos se basan en la tecnología. Por ejemplo, se está utilizando un sistema de apoyo al autocontrol a través de teléfono móvil dirigido a las personas con diabetes en la República Democrática del Congo, Camboya y las Filipinas. Un DVD sobre diabetes gestacional se está poniendo a prueba por primera vez con madres gestantes en el Reino Unido.

Se ha empleado un gran esfuerzo en probar estrategias para prevenir y tratar la diabetes. Necesitamos trabajar unidos, aprender los unos de los otros, adaptarnos a nuestras propias comunidades y basarnos en los enfoques de eficacia demostrada. Espero que estén de acuerdo, tras leer este número que da a conocer las investigaciones traslacionales de BRIDGES, en que es prometedor para el futuro llegar al mundo de las personas afectadas por la diabetes.

Para terminar, me gustaría agradecer a Lilly Diabetes su apoyo continuado. También me gustaría agradecer a los miembros del Comité Ejecutivo de BRIDGES, al Comité de Revisión de BRIDGES y a la oficina de la FID por su dedicación y ardua labor para hacer de este programa un éxito.


Section: