El Día Mundial de la Diabetes 2006

Cartel del DMD 2006Diabetes entre los desfavorecidos y los vulnerables

La campaña del Día Mundial de la Diabetes de 2006 se centraba en las comunidades desfavorecidas y en los grupos más vulnerables. El eslogan de la campaña era: Somos distintos, somos iguales.

Los principales objetivos de la campaña de 2006 eran:

  • Subrayar el mensaje de que toda persona con diabetes o con riesgo de padecer esta afección se merece la mejor educación, prevención y atención posibles.
  • Atraer la atención pública sobre las comunidades y los grupos desfavorecidos o vulnerables en cuanto a su acceso a una educación, prevención y atención de la diabetes adecuadas.
  • Aumentar la conciencia de toda la comunidad internacional sobre la necesidad de proporcionar una mayor financiación para las enfermedades no contagiosas.
  • Atraer la atención pública y de los sectores privados sobre lo poco que se invierte en educación, prevención y atención de la diabetes.
  • Convencer a los gobiernos para que refuercen la línea de bienestar para que las personas con diabetes no se escape.
  • Aumentar la concienciación de la gente con diabetes o con riesgo de padecerla sobre la educación, la prevención y el tratamiento que tienen a su alcance.
  • Conseguir el compromiso de redes sociales, grupos y particulares que trabajan con determinadas comunidades para que se unan a la campaña y divulguen los mensajes de la misma.
  • Compartir las experiencias sobre educación, prevención y atención de la diabetes en grupos desfavorecidos y vulnerables.
  • Fomentar la investigación que ayude a comprender los orígenes socioculturales de la diabetes entre las comunidades más desfavorecidas y vulnerables, para desarrollar políticas y prácticas culturales de prevención y control de la diabetes.
  • Apoyar la campaña mundial para la aprobación de una resolución de Naciones Unidas sobre la diabetes.

La campaña marcó el final de la primera etapa del proyecto conjunto de la FID y la OMS, "Actuemos contra la diabetes, ya", y coincidió con el XIX Congreso Mundial de la Diabetes en Sudáfrica. El tema de aquel año pretendía aumentar la conciencia sobre las comunidades desfavorecidas y los grupos vulnerables de los países desarrollados y en vías de desarrollo que encuentran dificultades para acceder a una asistencia médica adecuada, pues se encuentran excluidos del sistema sanitario; sobre quienes por alguna razón tienen menos posibilidades de acceder a ella, y sobre quienes desconocen los servicios de que disponen.

En función de las circunstancias locales, las personas desfavorecidas o vulnerables en cuanto al acceso a los tratamientos de la diabetes varían. En determinados países, la dificultad puede radicar en la ausencia de infraestructura sanitaria o en un problema geográfico: en otros, puede ser que los seguros no cubran a todos los habitantes o que grupos específicos, como las comunidades indígenas o inmigrantes, tengan menos posibilidades de recibir una atención óptima contra la diabetes.

Las organizaciones (como la FID y sus asociaciones miembros), la OMS, los gobiernos y los servicios sanitarios y sociales tienen la responsabilidad de reconocer este problema mundial y de buscar soluciones regionales, nacionales y locales.

Puede descargar el siguiente material de la campaña: