Mensaje de la Dra. Petra Wilson, CEO de la FID

En algunas regiones del mundo, las personas con diabetes pasan tan sólo cinco horas al año con un profesional de la salud para hablar de la forma de tratar y controlar su condición. El resto del año tienen que tratar y tomar decisiones sobre su diabetes con poco apoyo. Estas decisiones se basan a menudo en un conocimiento limitado de los costes y beneficios de las decisiones tomadas. Los efectos en la salud de las malas decisiones pueden ser dramáticos.

La salud móvil o mHealth puede ayudar a mejorar la forma como proporcionamos la asistencia sanitaria y capacitamos a las personas con diabetes a controlar su condición. Por eso estoy encantado de que Brian O'Connor de la Alianza Europea de Salud Conectada, la autoridad líder en la integración de la salud móvil en soluciones de asistencia sanitaria, lance esta edición del boletín.

 
Sin embargo, la salud móvil es sólo una de tantas herramientas y no es la solución a la epidemia

Integrada en los objetivos y programas estratégicos de la FID, la salud móvil ofrece un enorme y emocionante potencial para apoyar a las personas con diabetes a tomar decisiones mejores y más informadas y a asumir el control de su diabetes. La salud móvil también puede reducir la aparición de complicaciones costosas que amenazan la vida. Algunos países han declarado haber gastado más de 20 mil millones de dólares en el tratamiento de las complicaciones. Al mismo tiempo, la salud móvil amplía el alcance de los profesionales de la salud en los países donde los recursos pueden ser escasos.

Sin embargo, la salud móvil es sólo una de tantas herramientas y no es la solución a la epidemia. Aplicar políticas eficaces y de bienestar para la diabetes sigue siendo una prioridad para la FID. Debemos asegurarnos de que la diabetes esté siempre en las agendas gubernamentales. Este trimestre, la FID ha mantenido alta la visibilidad de la diabetes, reaccionando a las muy publicitadas orientaciones de la OMS sobre el azúcar, así como haciendo un llamamiento a los gobiernos a reconocer la cobertura sanitaria universal como un derecho humano. Los Parlamentarios por la Red Mundial de la Diabetes, que representan a 55 países, siguen asegurándose de que los parlamentos de todo el mundo trabajen por el cumplimiento de los objetivos de la Asamblea Mundial de la Salud.

Al proporcionar la evidencia y la base para un cambio de política, los proyectos de la FID tienen mucho que informar en este trimestre. Desde el aumento de las donaciones y las historias inspiradoras del programa Life for a Child en la India, hasta  los nuevos proyectos para el Pie Diabético lanzados en tres países en vías de desarrollo y una iniciativa global para animar a las ciudades a estar concienciadas sobre la diabetes. La misión de la FID para proporcionar una buena asistencia de la diabetes independientemente de las fronteras es tan fuerte como siempre.

Espero que disfruten de esta edición del boletín y esperamos sus comentarios