Un desafío olímpico

El Campeón del Círculo Azul de la FID Kris Freeman ha regresado de sus cuartos Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi. Diagnosticado con diabetes tipo 1 en el 2000 a los 19 años, le dijeron que su carrera estaba terminada. Sin embargo, una combinación de fuerza personal, perseverancia y las herramientas adecuadas para controlar la diabetes ayudó a Kris a destacar en uno de los deportes más duros. La FID le pregunta por su experiencia olímpica.

¿Cómo ha influido la diabetes en tu carrera deportiva y en tu régimen de entrenamiento?  
He tenido que aprender más de fisiología y nutrición de lo que nunca pensé.  Es fundamental programar mi menú de acuerdo con mi entrenamiento para aprovechar al máximo mis ejercicios.  La innovación en el cuidado de la diabetes ha mejorado radicalmente en las últimas dos décadas.  Mediante el uso de estas herramientas, he sido capaz de superar la mayoría de los retos que la diabetes presenta con un análisis y planificación diligentes.

Para poder decir exactamente cómo ha influido la diabetes en mi carrera, tendría que saber cómo sería mi vida sin diabetes. Nunca sabré la respuesta, así que no lo pienso.

¿Cómo fue tu experiencia en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi? ¿Piensas que tu diabetes estuvo bien tratada? ¿Cuáles fueron las reacciones de tus compañeros de competición a tu diabetes?
Disfruté de los Juegos Olímpicos. No lo hice tan bien como esperaba. Creo que me he entrenado duramente demasiado en la preparación para los Juegos Olímpicos de este año, lo cual me ha dejado muy cansado para poder alcanzar mi mejor nivel. Hay una línea muy fina entre el entrenamiento óptimo y el exceso de entrenamiento. Lamentablemente, me excedí.

Mi diabetes estuvo muy bien controlada. Durante los últimos cuatro años, he practicado yoga y meditación para aprender a controlar mis niveles de estrés. Fui capaz de mantener la calma antes de mis carreras, lo que ayudó en mi control de la glucosa. Esta ha sido mi cuarta olimpiada, de modo que casi todos aquellos contra los que he corrido ya sabían lo de mi diabetes.

¿Cómo ha ayudado la tecnología a controlar tu diabetes y las exigencias del entrenamiento?
He descubierto que el Dexcom CGM es tremendamente útil para el seguimiento de las tendencias del azúcar en sangre. La bomba de insulina OmniPod permite cambiar los índices basales sobre la marcha y configurar las dosis de bolo que se proporcionan de formas muy diferentes.

¿Piensas que todavía hay estigma y discriminación con respecto a la diabetes hoy en día?
Nunca me he sentido discriminado. He sido muy sincero acerca de que tengo diabetes desde el mismo día en que me la diagnosticaron. Animo a la gente a hacerme preguntas acerca de la enfermedad y veo que cuando explico la enfermedad y el tratamiento en términos sencillos, siempre obtengo una respuesta positiva.

¿Cuál sería tu mensaje para una persona recién diagnosticada con diabetes?
No es una enfermedad divertida, pero es totalmente manejable. Cuanto más aprendas acerca de tu enfermedad y cuanta más responsabilidad asumas con tu propio cuidado, menos afectará a tu vida. No hay ninguna razón por la que esta enfermedad tenga que cambiar cualquiera de las metas y los sueños que tengas para tu vida.