The Poor Chef : Enriqueciendo el conocimiento sobre la diabetes

El nuevo Campeón del Círculo Azul  es el famoso chef Charles Mattocks. Sobrino de Bob Marley y conocido por su personaje en la pequeña pantalla el Chef Pobre, Charles tiene la misión de crear conciencia sobre la diabetes en aquellos que más lo necesitan. Puede leer más sobre qué significado tiene ser campeón para él.

Soy Charles Mattocks. Soy hijo, padre, empresario y ante todo amo a Dios, sin el cual ninguno de estos títulos habría sido posible. También tengo diabetes. Creo que Dios nos da a cada uno de nosotros la oportunidad de marcar la diferencia en este mundo. Por algún tiempo pensé que estaba viviendo su plan de ser Chef de TV, escribir libros, desarrollar y comercializar salsas, y de viajar para educar a la gente sobre comidas saludables y económicas. No encontré mi verdadera misión hasta que me diagnosticaron diabetes.

Haber sido reconocido como Campeón del Círculo Azul para mí es mi Emmy, mi Óscar, mi Grammy.
 

Siempre supe que quería ser como mi tío, la leyenda del reggae Bob Marley. Quería ayudar a que el mundo fuera un sitio mejor. No tenía ni idea que iba a ser una enfermedad, que ha quitado millones de vidas, la que me pusiera en vías de marcar la diferencia. Mi vida ahora gira en torno a educar e inspirar a personas para que vivan vidas más saludables. Quiero ayudar a un gran número de personas diagnosticadas y a que las estadísticas no suban. Detrás de cada número hay una cara.

Uno de mis objetivos es ser el rostro de la comunidad de la diabetes. Cada día utilizo los medios desde los impresos a la web para crear conciencia y avanzar. Durante dos años hemos sido fieles y hemos luchado duramente para demostrar que estamos aquí para quedarnos. No hemos estado solos en esta lucha. Tenemos un equipo increíble que también cree en lo que hacemos y que trabaja incansablemente para promocionar la causa. Hemos conocido a personas de todo el mundo que han dedicado sus vidas a ayudar a otros con diabetes.

Uno de mis objetivos es ser el rostro de la comunidad de la diabetes. Cada día utilizo los medios desde los impresos a la web para crear conciencia y avanzar.

Cuando somos jóvenes creemos que podemos hacer cualquier cosa, que somos invencibles. Quiero llegar hasta los jóvenes para ayudarles a entender que pueden cambiar el mundo pero primero tienen que cuidar su salud. Me gustaría haber escuchado este mensaje cuando fui joven. Cuerpo, mente, espíritu: las tres partes más importantes para el éxito. Nuestros futuros líderes deben saber esto. Tienen que vivir así. Lo debemos enseñar.

Haber sido reconocido como Campeón del Círculo Azul para mí es mi Emmy, mi Óscar, mi Grammy. Siento que nuestro trabajo ha sido reconocido en la lucha contra la diabetes. Espero conseguir y sobrepasar cualquier objetivo en este camino. Espero un día ver a las personas con diabetes juntas y unidas utilizando su aliento para ayudar a la FID a llegar a aquellos que necesitan ayuda para luchar con y por ellos.  Espero que podamos detener esta enfermedad y ver a los niños crecer en un mundo sin diabetes. Rezo, tengo esperanza y trabajo.