Insulina para Brasil, hecha en Brasil

Brasil tiene el quinto número más elevado de personas con diabetes en el mundo. En una decisión muy importante, el gobierno brasileño anunció un plan para localizar la producción de insulina humana en 2016, ahorrando al país aproximadamente 392 millones de dólares. Sergio Metzger, Presidente del Grupo de Trabajo en funciones de la FID de América del Sur y Central y Director de Relaciones Institucionales de la Associação de Diabetes Brasil (ADJ) nos da más detalles.  

¿Qué significa esta decisión para las personas con diabetes en Brasil?
Esta iniciativa significa mayor seguridad y mejora en la salud para las personas con diabetes. Un país como Brasil, que necesita 40 millones de dosis de insulina, no puede confiar sólo en una o dos compañías para la producción. Esperamos que cuando se inicie la producción en Brasil, podamos finalmente decir adiós a los problemas de las cadenas de suministro, a los tipos de cambio y a la logística de conseguir insulina para aquellos que se encuentran en las partes más remotas del país.

¿Además de este avance, de qué otra manera asegura el gobierno la disponibilidad de las medicinas esenciales?
Como parte del programa de salud de la Presidenta Dilma, todas las personas con diabetes, en posesión de una prescripción y un carné de identidad, pueden tener acceso a un kit de insulina que contiene insulina isofánica y regular. Bajo este programa están también disponibles la metformina, la gliclazida y la glibenclamida.

Un país como Brasil, que necesita 40 millones de dosis de insulina, no puede confiar sólo en una o dos compañías para la producción.

¿Y qué otras prioridades requieren también la atención del gobierno?
El gobierno debe seguir asegurando que estén disponibles las medicinas esenciales para la diabetes listadas en RENAME, la lista nacional del Brasil de medicinas esenciales. Además, debe prestarse atención a los protocolos para la inclusión de la insulina análoga y la insulina de acción rápida en los fármacos orales de nueva generación.