Inhibidores del SGLT2: ¿sirve de algo añadirlos a un tratamiento?