Complicaciones > Neuropathy

Spanish

La necesidad de tacto, franqueza y honestidad al hablar sobre las complicaciones

Para las personas con diabetes y los proveedores sanitarios que trabajan con ellas resulta difícil hablar sobre el delicado tema de las complicaciones a largo plazo. En algunas situaciones, los profesionales sanitarios tienen reticencias a la hora de imponer una información “desagradable” a una persona que podría estar luchando por afrontar su diabetes; en otras, el posible riesgo de desarrollar complicaciones podría utilizarse como amenaza en un intento de asustar a las personas para que sigan los consejos médicos.

Proteger la vista, los pies y el sistema nervioso

Normalmente, cuando pensamos en las complicaciones diabéticas pensamos en lesiones cardíacas y de los vasos sanguíneos, de la vista, el riñón y el sistema nervioso. Las lesiones de los vasos sanguíneos, junto con las lesiones nerviosas, generan problemas en los pies. La protección del corazón, los vasos sanguíneos y los riñones se trata en un artículo anterior, ya que se consigue mediante el control de los niveles de glucosa en sangre.

Los efectos del tabaco sobre las complicaciones diabéticas

Aunque como grupo las personas con diabetes corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, esto no parece influir sobre sus hábitos de tabaquismo. El consumo de tabaco entre personas con diabetes está fuertemente asociado con un mayor aumento del riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares. Además, las investigaciones apuntan hacia un efecto negativo del tabaco sobre el metabolismo de la glucosa y los lípidos, lo cual conlleva el deterioro del control metabólico en la diabetes.

¿Cómo influye el tabaco sobre la sensibilidad a la insulina?

Se sabe que el humo del tabaco es perjudicial para la salud y resulta especialmente peligroso para las personas con diabetes. Todas las complicaciones diabéticas crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, los problemas del pie, la enfermedad renal y las lesiones visuales se ven exacerbadas al respirar el humo del tabaco. Recientemente, se sugirió que fumar podría aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.