Práctica clínica

Spanish

El síndrome del ovario poliquístico en mujeres con diabetes

El síndrome del ovario poliquístico (SOPQ) es el trastorno endocrino más frecuente de cuantos afectan a las mujeres en edad fértil. Aunque se describió por primera vez hace casi 70 años, no hay un acuerdo universal acerca de su definición. Eleni Kousta y Stephen Franks describen la prevalencia, los síntomas y las causas del SOPQ, y nos hablan de sus implicaciones sobre la salud a largo plazo y los tratamientos disponibles y posibles en el futuro para las mujeres con el síndrome.

Estilo de vida y control nutricional

Suele afirmarse que el control dietético es la piedra angular de la atención diabética. Más recientemente, también se ha reconocido la actividad física como intervención de utilidad fundamental. Cuando se es consciente de que ambas cosas pueden influir sobre una serie de problemas que preocupan a las personas con diabetes (como el exceso de peso corporal, la hiperglucemia, la hiperlipidemia y la hipertensión), no resulta difícil ver por qué estos aspectos deberían considerarse fundamentales.

Educación del paciente y atención psicológica

Las personas con diabetes son sus principales administradoras de atención diabética. Esto refleja la observación de que la diabetes y sus síntomas asociados influyen sobre la mayor parte de los aspectos de la vida diaria, algunos tan fundamentales como comer o realizar una actividad física. Para poder cuidarse es necesario tener conocimientos, pero incluso con conocimientos podría no ser fácil ajustarse al autocuidado óptimo. Esto hace que la educación del paciente sea un aspecto complejo de la terapia.

Atención diabética externa e interna

La atención diabética es compleja por definición: de ahí que la Guía Global necesite 19 capítulos para revisar las pruebas científicas y realizar recomendaciones. Por lo tanto, para reunir todas las recomendaciones y garantizar la implementación de una prestación sanitaria efectiva es necesario organizarse, tal y como se expresa en este artículo. Una situación especial es la de las personas hospitalizadas con diabetes, quienes a menudo ven su vida interrumpida por una enfermedad, por los procedimientos o por una operación, lo que a su vez influye sobre su control diabético.

Altos costes, baja concienciación y falta de cuidados: el pie diabético en Nigeria

Nigeria, con una población de 128 millones de habitantes, es el país africano más poblado. La esperanza de vida es de 47 años; alrededor del 60% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Mientras que las estructuras y las instituciones sanitarias son inadecuadas y existe una ausencia crónica de personal sanitario preparado, la diabetes está en aumento. La urbanización descontrolada es la fuerza motriz del aumento de los niveles de obesidad y del consiguiente estallido de los niveles de diabetes tipo 2.

Niños

La aparición relativamente reciente de diabetes tipo 2 en niños, una afección que en otro tiempo se consideraba de “aparición tardía”, se contempla con consternación en todo el mundo. Las guías dirigidas a los profesionales sanitarios que tratan a niños solían centrarse en la diabetes tipo 1; es ahora que se está viendo que la diabetes tipo 2 en niños es una afección grave y como mínimo igualmente difícil de controlar. El capítulo dedicado a los niños en la Guía Global quiere aumentar la concienciación sobre estos problemas, que afrontan cada día más familias.

Embarazo

La diabetes aumenta los riesgos durante el embarazo tanto para la madre como para el niño. Sin embargo, el asesoramiento antes del embarazo siempre que sea posible, la detección de la diabetes no diagnosticada o nueva (gestacional) durante el embarazo, con un estrecho vínculo entre los profesionales sanitarios implicados en la atención diabética, obstétrica y neonatal, pueden ayudar a conseguir los resultados deseados de una madre y un bebé sanos.

Proteger la vista, los pies y el sistema nervioso

Normalmente, cuando pensamos en las complicaciones diabéticas pensamos en lesiones cardíacas y de los vasos sanguíneos, de la vista, el riñón y el sistema nervioso. Las lesiones de los vasos sanguíneos, junto con las lesiones nerviosas, generan problemas en los pies. La protección del corazón, los vasos sanguíneos y los riñones se trata en un artículo anterior, ya que se consigue mediante el control de los niveles de glucosa en sangre.

Riesgo cardiovascular, tensión arterial y lesiones renales

Las personas con diabetes tipo 2 sufren graves enfermedades de corazón, derrames cerebrales y ven dañado el riego sanguíneo hacia los pies. De hecho, estas afecciones cardiovasculares son causa principal de enfermedad y muerte en personas con la afección. Un importante porcentaje de estas enfermedades se puede prevenir si se presta atención a los niveles de grasa y azúcar en sangre, a la tendencia de la sangre a coagularse y a la tensión arterial.

Uso de medicación oral hipoglucemiante e insulina

Es importante no pensar que se está “tratando” la diabetes. Y es importante no pensar que el control diabético consiste tan sólo en reducir los niveles de glucosa. Otros aspectos de su control son lo suficientemente importantes como para necesitar capítulos por separado, tanto en la Guía Global como en este Suplemento. Sin embargo, el control glucémico es fundamental en el control de la diabetes tipo 2, y casi todas las personas que tienen la afección necesitarán medicamentos hipoglucemiantes por vía oral para ayudar a optimizar este importante factor de riesgo cardiovascular.

Pages