Chronic diseases

Spanish

La FID y la alianza mundial: unidos por la salud y el desarrollo

Las enfermedades no contagiosas, como la diabetes, la enfermedad cardíaca y el cáncer, causan 8 millones de muertes prematuras al año en países de ingresos medios y bajos. La Organización Mundial de la Salud calcula que los fallecimientos en el mundo por estas enfermedades seguirán en aumento en los próximos 10 años, y se prevé que la región Africana será la que sufra el mayor aumento relativo (27%). Un conjunto de pruebas cada vez mayor muestra que el impacto humano y económico de la enfermedad está socavando los logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Quién es quién en la alianza mundial de ENCs

La comunidad mundial se está despertando ante el potencialmente calamitoso impacto de la diabetes y otras enfermedades no contagiosas (ENCs) en todas las regiones. Las cifras son alarmantes. En 2005, las enfermedades crónicas, incluida la enfermedad cardiovascular, la diabetes y el cáncer, fueron responsables del 60% de las muertes en el mundo y de casi la mitad de la carga mundial de enfermedad. Hoy día, la enfermedad cardiovascular es la causa número uno del mundo de mortalidad: 17 millones de fallecimientos al año.

La carga incalculable de la epidemia de enfermedades no contagiosas

El reciente informe sobre Riesgos Globales 2010 publicado por el Foro Económico Mundial identifica las enfermedades crónicas no contagiosas (ENCs) como una de las amenazas más importantes de la agenda mundial y un grave riesgo de pérdidas económicas en todo el mundo. Las ENCs, incluida la diabetes, las enfermedades cardiovascular y respiratoria y el cáncer, ya resultan extraordinariamente costosas a los gobiernos y al sector privado, acaparando un capital esencial para algunos servicios gubernamentales con carencias y reduciendo beneficios.

Ésta es su FID: mirando hacia atrás, avanzando hacia delante

La Federación Internacional de Diabetes (FID) ha liderado la comunidad diabética mundial durante 60 años. Fundada en Ámsterdam (Holanda) el 23 de septiembre de 1950, la FID pasó algunos años en Londres (RU) antes de establecer su cuartel general en su ubicación actual de Bruselas (Bélgica). Se ha convertido en una organización paraguas formada por unas 200 asociaciones nacionales de diabetes, que representan los intereses del creciente número de personas con dicha afección y de quienes corren el riesgo de desarrollarla.

Globalización y doble carga de enfermedad en el África Subsahariana

En el África Subsahariana, las enfermedades infecciosas siguen causando la mayoría (69%) de las muertes; las enfermedades crónicas no contagiosas, como la enfermedad cardiovascular, la diabetes, la enfermedad respiratoria crónica y el cáncer contribuyen en torno a un 25%. Pero este panorama está cambiando al estar atravesando el África Subsahariana una transición epidemiológica con una carga rápidamente creciente de enfermedades crónicas no contagiosas.

Conseguir que cambien las cosas en el mundo

Editorial del Presidente


Un esfuerzo multidisciplinar por mejorar la calidad de la atención a las enfermedades crónicas

Aunque las enfermedades crónicas son causa principal de muerte y discapacidad, son un elemento descuidado dentro de la agenda de la salud mundial. Del total de muertes en el mundo en 2005, el 60% tuvo su origen en una enfermedad crónica, principalmente enfermedades cardiovasculares y diabetes (32%), cáncer (13%) y enfermedades crónicas respiratorias (7%).


El gran despertar

Editorial del Presidente


Obstáculos para el autocontrol en personas afectadas por una enfermedad crónica

Los proveedores sanitarios en diabetes no son ajenos al modelo de autocuidado. De hecho, podríamos decir que la diabetes es el campo en el cual el modelo de autocontrol se ha desarrollado e implementado más a fondo. El matrimonio entre atención clínica experta y autocuidado es una unión ideal y un objetivo cada vez más habitual. Es una meta excelente, que muchos pueden alcanzar. Pero existe una serie de obstáculos sistemáticos que dificultan el autocontrol.


Dificultades para el autocontrol diabético en países en vías de desarrollo

En los países en desarrollo, los recursos económicos y humanos son limitados, a pesar de las graves necesidades y los múltiples problemas sanitarios. Más de tres cuartas partes de la población diabética del mundo viven en países en desarrollo. Entre 2000 y  2025, el aumento del número de casos en estos países rondará el 170%. En el mundo en desarrollo, la diabetes, al igual que otras enfermedades crónicas, suele ignorarse a la hora de considerar las prioridades sanitarias; se sigue dando un mayor protagonismo a la atención inmediata y aguda frente a la prevención.


Pages