Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la diabetes tipo 1 todavía se están investigando. Sin embargo, tener un familiar con diabetes tipo 1 aumenta ligeramente el riesgo de desarrollar la enfermedad. Los factores medioambientales y la exposición a ciertas infecciones virales también han sido relacionados con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1.

Varios factores de riesgo han sido asociados con la diabetes tipo 2, por ejemplo:

  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Sobrepeso
  • Dieta poco sana
  • Inactividad física
  • Edad avanzada
  • Presión arterial alta
  • Origen étnico
  • Tolerancia anormal a la glucosa (TAG)*
  • Antecedentes de diabetes gestacional
  • Mala nutrición durante el embarazo

*La tolerancia anormal a la glucosa (TAG) es una categoría de glucosa en sangre más alta de lo normal, pero por debajo del umbral para el diagnóstico de la diabetes.

Las mujeres embarazadas que tienen sobrepeso, que han sido diagnosticadas con tolerancia anormal a la glucosa (TAG), o que tienen antecedentes familiares de diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional (DMG). Además, el haber sido diagnosticadas previamente con diabetes gestacional o pertenecer a determinados grupos étnicos pone a las mujeres en mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Conozca su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Los cuestionarios breves son formas simples, prácticas y económicas de identificar rápidamente a las personas que pueden tener un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y que requieren investigar su nivel de riesgo. El Formulario de Evaluación de Riesgo para la Diabetes Tipo 2 finlandés, desarrollado en 2001, es un ejemplo de cuestionario eficaz que puede ser utilizado como base para desarrollar cuestionarios nacionales que tengan en cuenta los factores locales. Cuenta con ocho preguntas puntuadas, y la puntuación total de la prueba proporciona una medida de la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en los próximos 10 años. El reverso del formulario contiene breves consejos sobre lo que el encuestado puede hacer para reducir su riesgo de desarrollar la enfermedad, y si debe pedir asesoramiento o someterse a un examen clínico. La prueba se puede completar en sólo un par de minutos y se puede hacer online, en las farmacias o en eventos de campañas públicas. El cuestionario está disponible para su descarga en varios idiomas..

La FID ha desarrollado el Test del Círculo Azul, una herramienta online interactiva que muestra los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 y las acciones positivas que se pueden emprender para reducir el riesgo de sufrir esta afección.

Cómo reducir el riesgo

Hay muchas pruebas de que los cambios del estilo de vida (mantener un peso corporal sano y realizar actividad física moderada) pueden ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2.

La obesidad, particularmente la obesidad abdominal, está relacionada con el desarrollo de la diabetes tipo 2. La pérdida de peso mejora la resistencia a la insulina y reduce la hipertensión. Por lo tanto, las personas que tienen sobrepeso o son obesas deben lograr mantener un peso corporal sano.

La actividad física es uno de los pilares fundamentales en la prevención de la diabetes. El aumento de la actividad física es importante para mantener la pérdida de peso y está vinculada a la reducción de la presión arterial, la reducción del ritmo cardíaco en reposo, el aumento de la sensibilidad a la insulina, la mejora de la composición corporal y el bienestar psicológico.

Una dieta equilibrada y nutritiva es esencial para la salud. Una dieta sana reduce los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Otros comportamientos a considerar son:

Fumar: un factor de riesgo bien establecido para muchas enfermedades crónicas, como la diabetes y sus complicaciones. Además de otros efectos perjudiciales, fumar aumenta la acumulación de grasa abdominal y la resistencia a la insulina. Todos los fumadores deberían dejar de fumar. Sin embargo, ocurre a menudo que cuando se deja de fumar se aumenta de peso, por lo que también se debe dar asesoramiento dietético sobre cómo evitar el aumento de peso (por ejemplo, gestionar la ansiedad y los síntomas de abstinencia con sesiones cortas de actividad física para liberar el estrés, en lugar de ir comiendo tentempiés).

El estrés y la depresión: Existen pruebas de que hay relación entre la depresión, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Los patrones del sueño: Tanto una duración del sueño corta (<6 h) como larga (>9h) puede estar asociada con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. La falta de sueño puede afectar al equilibrio de las hormonas que regulan la ingesta de alimentos y el balance energético. Una duración larga del sueño puede ser un signo de trastornos respiratorios del sueño o depresión y debe ser tratada adecuadamente. También existe una estrecha relación entre la obesidad y el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), la forma más común de trastornos respiratorios del sueño.